¿Cuáles son los efectos de las drogas?

drogas

La máquina de nuestro cuerpo controla todo el que podemos hacer, esto se debe de gracias a los más de 100 millones de células nerviosas que se sitúan entre el cerebro y la médula espinal. Las drogas son sustancias químicas que interfieren en la comunicación del cerebro y afectan a la manera en estas células nerviosas envían y reciben los mensajes.

Este tipo de células son las neuronas, y son las encargadas de transmitir toda la información desde una parte del cuerpo a otra (por ejemplo, desde mover el brazo o la pierna, hasta las emociones que sentimos al haber obtenido buenas notas o ver porno mexico), gracias a la liberación de unas sustancias químicas denominadas neurotransmisores. Pues bien, las drogas actúan influyendo sobre las acciones de los neurotransmisores, engañando de este modo a nuestro cerebro.

Los neurotransmisores y su influencia

En el cerebro, tenemos diferentes tipos de neurotransmisores y cada cual de ellos tiene a su vez sus particulares efectos; las drogas podrán interferir en uno o varios de ellos. Los tipos de neurotransmisores son:

  • Adrenalina: activa tu cuerpo, te sientes más alerta y más seguro de ti mismo.
  • Dopamina: provoca sensaciones de placer y felicidad, también se encuentra involucrada en los procesos de la memoria, del pensamiento y del movimiento.
  • Serotonina: Influye en el estado de ánimo, en los ciclos del sueño, la hambre y la regulación de la temperatura basal.
  • GABA: tiene un efecto tranquilizador y de reducción del dolor
  • Sustancia P: trasporta el estímulo del dolor
  • Endorfinas: Disminuyen el dolor.
  • Anandamida: influye en el funcionamiento de la coordinación, el equilibrio y la memoria.

Las drogas además de influir en estos neurotransmisores, también influyen en las áreas del cerebro donde se encuentran esos transmisores, como por ejemplo el procesamiento de la información sensorial o el área para la formación del recuerdo.

Hay que añadir que una de las áreas claves de nuestro cerebro es el lugar donde se localiza la dopamina. Este neurotransmisor, junto al centro de refuerzo son claves, es decir son los responsables de las sensaciones agradables que experimentamos después de las acciones. Por ejemplo, cuando comemos o practicamos sexo, se generan una serie de sentimientos positivos que nos hacen querer repetir esa sensación tan placiendo una y otra vez. Con las drogas sucede una cosa parecida, estas sustancias consiguen liberar unos niveles de dopamina más elevados de los que se segregan de forma natural. Por eso, después de un consumo, se experimentan efectos muy positivos y deseos de repetir las sensaciones, pudiendo aparecer un trastorno adictivo cabeza esa sustancia.

¿Qué pasa si el cerebro continua consumiendo drogas?

Una vez aparece el trastorno adictivo, se desarrollan una serie de síntomas:

  1. Tolerancia, se da cuando el uso repetitivo de una sustancia hace que el consumidor tenga que aumentar la dosis para conseguir los mismos efectos.
  2. Dependencia física o psicológica, una vez se desarrolla la tolerancia, puede aparecer o no la dependencia, en función de la droga. Esta se manifiesta por la necesidad imperiosa de consumir la sustancia. Aparecen señales y molestias físicas o psicológicas cuando no se consume o cuando la dosis de consumo se reduce, lo cual hace que se necesito la sustancia.
  3. Síndrome de abstinencia, aparece cuando se retira el consumo de una sustancia a un organismo que ya se había acostumbrado a ese patrón de consumo. Por esta retirada brusca de la sustancia, se produce una sistematología física y psicológica, el que dificulta desengancharse de las drogas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *