¿Cuáles son las drogas más consumidas?

La lucha contra la droga es un problema serio en cualquier país, ya que afecta a la salud pública y, por tanto, a toda la población en general. Además, resulta un peligro muy evidente, sobre todo cuando se trata de drogas ilegales que quien sabe de donde salen y a qué precios se está comerciando. ¿Quieres saber cuáles son las drogas más consumidas?

mari

 El consumo de drogas, algo preocupante

Se consumen muchos tipos de drogas. Está mal decir que unas son más peligrosas que otras, porque en el fondo todas son un peligro y acaban con mermar a la persona… pero si que es cierto que hay algunas que producen efectos peores que otras.

  • Un ejemplo de una de las drogas más “light” (por así decirlo) es la marihuana. Se trata también de la droga más consumida en la mayoría de países, sobre todo europeos (exceptuando Holanda, donde es legal y se puede consumir en los denominados coffee-shops). Se podría decir que 1 de cada 10 personas la ha probado alguna vez, y la verdad es que se trata de un tema bastante polémico porque también se recomienda, a menudo, para evitar los efectos de la quimioterapia o terapias así de agresivas. Entre sus principales efectos encontramos la desmotivación, la pérdida de apetito o incluso la pérdida del periodo menstrual en el caso de las chicas.
  • Cocaïna. Esta famosa droga se suele esnifar por la nariz y se calcula que entre 2 y 3 personas de cada cien la consumen alguna vez a lo largo del año. Los peligros son mucho más serios aquí, ya que a parte de hemorragias nasales puede conducir a cuadros de agresividad o incluso acabar con algún infarto. Si se consume muy a menudo se pueden llegar a tener serios problemas de falta de coordinación y memoria.
  • Éxtasis, las famosas pastillas discotequeras. Muy famosas en los años 80, las pastillas de éxtasis son conocidas para dar brotes de euforia a quien las consume, pero dura realmente poco este efecto, y luego todo son problemas (ansiedad, dolores de cabeza, tristeza y mucho más). Además son muy peligrosas para el corazón, ya que puede provocar algún par repentino o alterar la circulación de la sangre.
    • Alucinógenos: capitaneados por el LSD (de la cual los Beatles le hicieron incluso una canción, Lucy in the Sky with Diamons) estas drogas permiten que vivamos experiencia de situaciones que no son reales. El principal peligro es que la mente puede volver a estas falsas situaciones sin necesitar un consumo previo, lo que puede desencadenar fuertes brotes paranoicos y psicóticos, incluso ha llegado a provocar suicidios.

  • Heroína: es el último ejemplo que pondremos y el más duro. El consumo es mucho menor, pero su impacto es más fuerte, suele provocar muertes. Se trata de una droga inyectada directamente en la vena, algo que como efecto secundario también tiene infecciones (no solo VIH / Sida) a causa de las jeringuillas compartidas. Los riesgos son mucho más elevados que cualquier otro tipo de droga, por lo que se debe luchar contra ella mucho más.

La mayoría de países tienen establecidas potentes redes antidrogas pero aún suele ser bastante complicado controlar todo el mercado negro que ello supone.